martes, 9 de febrero de 2010

Todo lo que piensa nuestro cerebro son ilusiones...

Hola a todos/as,

Una simple pregunta: ¿Cuántas columnas hay en este dibujo?


Miramos arriba, y hay dos. Miramos abajo, y hay tres. ¿Cuántas hay en realidad? No os preocupéis, no estáis viendo mal: éste dibujo es una ilusión óptica, es decir, que representa algo que es imposible (o, como ocurre en otros casos, muy poco probable) en la realidad. Las ilusiones ópticas como ésta suceden cuando el cerebro es incapaz de asociar la imagen que le envían los ojos con algo que haya visto anteriormente, o cuando establece una asociación que es errónea. Mira otro ejemplo:


Al observar este dibujo, nuestro cerebro intenta saber dónde está el "abajo" y dónde el "arriba" del mismo, pero le es totalmente imposible al mirar las distintas partes del dibujo. En este otro dibujo podemos ver otro "engaño tridimensional":

De nuevo nos parece ver una figura tridimensional imposible. Otras veces la ilusión óptica no es un dibujo de tridimensionalidad imposible, sino una imagen fija que "se mueve" dentro de nuestro cerebro. Vamos a ver algunos ejemplos:


La que ves es una imagen totalmente fija. Y sin embargo, ¿a que parecen rodillos en movimiento? Con las ilusiones ópticas podemos llegar a ver dibujos que cambian de color, colores que desaparecen ante nuestros ojos, objetos iguales que parecen de distinto tamaño, o incluso dos dibujos distintos en el mismo dibujo...
 
Las ilusiones ópticas son la base de artificios como la magia o el cine. En la magia, las ilusiones ópticas nos hacen creer que es real lo que nos dicen nuestros ojos (o lo que nos está contando el mago), cuando siempre hay un truco oculto, y claro, el truco es mejor cuanto mayor parecido tenga la ilusión con la realidad. Por eso, durante mucho tiempo, a los magos se les llamó ilusionistas. En el cine, las imágenes en movimiento se componen en realidad de 24 fotos (fotogramas) cada segundo, exactamente la cantidad de imágenes que puede procesar nuestro cerebro: 24 por segundo. Así que el truco del cine está en pasar las imágenes a esa misma velocidad, de manera que el cerebro procese cada imagen...
Para comprobar cómo los sentidos "engañan" al cerebro, se ha montado la exposición 'Abracadabra: Ilusionismo y Ciencia', que podéis ver en Barcelona, hasta marzo de 2011.
El juego de las ilusiones ópticas y la fascinación que produce a todo el mundo tuvo su reflejo en la década de 1990 con los libros de 'El Ojo Mágico', en que se presentaban unas imágenes que a primera vista era difícil relacionarlas con nada real, pero que a medida que fijabas la vista en ellas, surgía como por arte de magia una figura en 3D pintada con el motivo de la hoja en cuestión. Estos dibujos se conocen como estereogramas. Seguro que en la biblioteca de tu pueblo aún queda algún ejemplar de estos libros.

Pero es que, además, hay artistas que viven gracias a crear ilusiones ópticas. El más conocido actualmente, y que seguro has visto alguna vez en la tele, es Julian Breever, que se dedica a pintar con tiza en la acera, creando dibujos que, vistos en la perspectiva correcta, conforman una impresionante imagen tridimensional en que se mezcla la realidad y la ficción.

Y además de las imágenes, muchas veces el cerebro se engaña a sí mismo a la hora de leer. Muchas veces nos ha pasado que hemos leído una palabra que realmente no estaba escrita. Pero fijaros lo que pasa cuando intentamos leer un párrafo como el siguiente:

En difreetnes invesigtacinoes los cinefiticos inlgeses descbureiron, que es de pcoa impotrancia en que odern etsan las lertas en las palbaras, lo mas improtnate,es que la prirmea y ulimta lerta tieenn que esatr en su luagr. Lo den meido no es imoprtnate, aun asi pudees leer. Poruqe nosrotos lemeos las pablaras enetras y no lerta por lerta.
Asombroso, ¿no? Somos capaces de leer palabras con las letras casi totalmente desordenadas, simplemente teniendo en su sitio la primera y la última letra. Inténtalo ahora con este párrafo:

C1ER70 214 D3 V3R4N0 3574B4 3N L4 PL4Y4 0853RV4N20 4 TR35 CH1C45 8R1NC4N20 3N L4 4R3N4, 357484N 7R484J4N20 MUCH0 C0N57RUY3N20 UN C4571LL0 23 4R3N4 C0N 70RR35, P45421Z05 0CUL705 Y PU3N735. P3R0 CU4N20 357484N 4C484N20 D3 PRON7O V1N0 UN4 0L4 2357RUY3N20 7020, R32UC13N20 3L C4571LL0 4 UN M0N70N 23 4R3N4 Y 35PUM4, P3N53 9U3 235PU35 2E 74N70 35FU3RZ0 L45 CH1C45 C0M3NZ4R14N 4 LL0R4R, P3R0 3N V3Z 23 350, C0RR13R0N P0R L4 PL4Y4 R13N20 Y JU64N20 Y C0M3NZ4R0N 4 C0N57RU1R 07R0 C4571LL0. C0MPR3N21 3N7ONC35 9U3 H4814 4PR3N2120 UN4 6R4N L3CC10N: P454M05 MUCH0 713MP0 23 NU357R45 V1245 C0N57RUY3N20 4L6UN4 C054, P3R0 CU4N20 M45 74R23 UN4 6R4N 0L4 LL364 4 2357RU1R 7020 LO 9U3 H3MO5 H3CH0, 50L0 P3RM4N3C3 L4 4M15742, 3L 4M0R, 3L C4R1Ñ0 Y L45 M4N05 23 49U3LL05 9U3 50N C4P4C35 23 H4C3RN05 50NR31R Y NO V4C1L4N 3N 4YU24RNO5 4 CON57RU1R 4C3P74N2O COMO UN1CO P46O 3L PR1V1L361O 23 PO23R 4YU24R.
De nuevo, eres capaz de leer aunque algunas letras han sido cambiadas por números cuya escritura es muy parecida (el 0 por la O, el 1 por la I, el 2 por la D, el 3 por la E, etc.).

¿Qué te parece? Tanto que nos fiamos de nuestro cerebro, y resulta que a veces no se sabe si es él el que nos engaña, o la vista el que lo engaña a él...

Un saludo,
Ramón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario