miércoles, 20 de enero de 2010

Blackle, un pequeño gesto para salvar el planeta

Hola a todos/as,

Hace unas semanas, los grandes políticos de todo el mundo estuvieron durante varios días reunidos en Copenhague para discutir sobre los efectos del desarrollo humano en el planeta y cómo se puede parar el cambio climático. Desde la cumbre de Rio de Janeiro de 1992 y la de Kyoto de 1997 (donde se firmó el famoso Protocolo de Kyoto), estas cumbres internacionales se han convertido en una cita anual en la que, invariablemente, todos se echan la culpa entre sí por echar a perder el planeta y, básicamente, nadie asume responsabilidades ni se compromete a nada, y si lo hace no lo cumple.

En la labor de salvar el planeta, no esperemos que nadie nos solucione nada, pues cada gesto cuenta. Y a veces los gestos son tan sencillos y obvios que parece mentira no haber reparado en ellos antes. Hoy quiero presentaros uno de estos gestos.


En 2007, alguien se dio cuenta de que el buscador de Internet más utilizado, Google, que es una página web en fondo blanco, debe suponer un gran gasto energético por la emisión de dicha luz blanca multiplicado por la cantidad de gente que utiliza esta página diariamente, así que pensó qué pasaría si Google tuviera fondo negro.

Resultado de este pensamiento tan simple es el buscador Blackle, tan eficaz y potente como Google (lleva su misma tecnología de búsqueda) pero, como un monitor de ordenador con fondo negro gasta un 20% menos de energía que uno con fondo blanco, Blackle ahorra 750 MW/h al año frente al gasto que supone Google.

Esta idea se ha transmitido, sobre todo, por multitud de blogs (como Alianza IPCC), y mucha gente lo utiliza ya en lugar de Google. Entre todos ya hemos ahorrado 1,7 MW/h desde que Blackle se puso a funcionar. Si tú también quieres ahorrar energía casi sin darte cuenta, cambia la página de inicio de Internet de tu ordenador a Blackle.

Un saludo,
Ramón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario